Un "te echo de menos", un "vuelve", un "voy a estar aquí... esperándote". Hay tantas frases que nos cambian la vida...
Esto sólo es una pequeña parte de una historia. La historia de mi vida.

lunes, 8 de octubre de 2012

Hoy me he dado cuenta de que necesito algo que ni siquiera se ha inventado. No me refiero a nadie, a ninguna clase de chico, me refiero a un artilugio. Un artilugio que, al igual que las cámaras fotografían lo que los ojos ven, fotografiase lo que sentimos en el momento. Me encantaría poder ver una foto y sentir lo que sentí en ese momento. Sentir otra vez que para mí el mundo se paró en el momento en el que apareciste y también en el momento en que te fuiste, en el momento en el que me dijiste "te amo" por primera vez o en el que me quedé mirándote mientras dormías.
Supongo que jamás tendré un reloj que pare el tiempo, ni tener una foto que me haga sentir la persona más feliz del mundo, pero creo que podré vivir sin ello porque TE TENGO, Y YA SOY 
LA PERSONA MÁS FELIZ DEL MUNDO. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario