Un "te echo de menos", un "vuelve", un "voy a estar aquí... esperándote". Hay tantas frases que nos cambian la vida...
Esto sólo es una pequeña parte de una historia. La historia de mi vida.

lunes, 8 de octubre de 2012

Hoy me he dado cuenta de que necesito algo que ni siquiera se ha inventado. No me refiero a nadie, a ninguna clase de chico, me refiero a un artilugio. Un artilugio que, al igual que las cámaras fotografían lo que los ojos ven, fotografiase lo que sentimos en el momento. Me encantaría poder ver una foto y sentir lo que sentí en ese momento. Sentir otra vez que para mí el mundo se paró en el momento en el que apareciste y también en el momento en que te fuiste, en el momento en el que me dijiste "te amo" por primera vez o en el que me quedé mirándote mientras dormías.
Supongo que jamás tendré un reloj que pare el tiempo, ni tener una foto que me haga sentir la persona más feliz del mundo, pero creo que podré vivir sin ello porque TE TENGO, Y YA SOY 
LA PERSONA MÁS FELIZ DEL MUNDO. 

domingo, 23 de septiembre de 2012

Y ahora...

Odio sentir esto. Te juro, lo odio. Siento un nudo en la garganta que no me deja respirar. Odio que te vayas. Que te vayas sin mi. No sé que hacer sin ti, me siento tan sola, tan incompleta... te necesito, y cada vez más. Antes no sentía este nudo tan profundo en la garganta, no sentía que me faltaba el aire sin ti, no sentía que no podía parar de llorar, parar de llorar porque ya no estás donde estabas a penas unas horas haciéndome cosquillas, haciéndome sonreir... haciéndome LA CHICA MÁS FELIZ DE ESTE MUNDO. Necesito tanto verte, te echo tanto de menos...

VUELVE CUANTO ANTES POR FAVOR.


P.D:Te quiero.

viernes, 24 de agosto de 2012

Casi Seis

+¡Buenos días dormilón! Vamos despierta y mueve ese culíto fuera de la cama ya!
- Buenos días peque. Mi culo no se levanta de la cama si no me das un beso, así que tú verás...
+ ¿Ya estamos con el chantaje? Muy bonito, muy bonito. 
- Es que necesito uno de tus besos, de esos que me hacen empezar bien el día. 
+ Bueno, solo te lo daré con una condición.
- Habló la que decía que yo hacía chantaje...
+ Idiota.
- Me quieres. 
+ ¡Bueno, que no me lies! Lo que te decía, que te doy el beso con una condición.
- A ver, cuál es esa condición señorita?
+ La condición es querer. Quererme y querer estar conmigo. Querer hasta que sientas que te duele la boca de tanto sonreir, hasta que lo nuestro te parezca tan perfecto que estés completamente seguro de que nada podrá estropearlo, querer de tal manera que no haya palabras para describirlo, de esa forma tan perfecta, que ya no te ponga condiciones ni siquiera para darte un beso de buenos días. 
- ¿Sabes qué?
+ ¿Que?
- Que te amo pequeña, y que querer, quererte y querer estar contigo, ha sido una de las mejores cosas que me han pasado, y creo que jamás podré dejar de hacerlo aunque me pusieses cien mil condiciones para darme un beso de buenos días jamás dejaré de hacerlo, porque me duele todos los días la boca de sonreir a tu lado, porque estoy completamente seguro de que lo nuestro es tan perfecto que nada podrá estropearlo, porque no tengo palabras para describir lo nuestro, porque te quiero, te quiero y te quiero; y nadie, te va a querer como te quiero yo. 
¡Ven aquí anda, y dame ya ese beso!


jueves, 7 de junio de 2012

Aquellas cosas que no dijimos

Dicen que todas las historias que merecen la pena deben ser contadas. Por eso, un día decidí que había una historia que debía contar. Una con la que hacer ver a al menos una persona, que las apariencias engañan y que todo lo que ves no tiene porqué ser como tú crees. 


--------------------------------------------------------


AQUELLAS
COSAS
QUE
NO
DIJIMOS  
               

Capítulo 8: Ocho horas de calor

[...]
-Aquella tarde lo dijiste todo. Todo lo que quería oír. Tal vez lo hayas olvidado, pero aquellas cosas que no viviste llegan para recordarte que esto no se acaba aquí. Que el verano llega tarde o temprano, que el sol volverá a quemarte la piel, a empaparte de bronceador y a pringarte de arena de la playa. Que los días de clase abanicándote con una libreta quedarán atrás, que el estrés y la tensión por entregar trabajos y que no te pillen una chuleta en un examen desaparecerán.
Habrán tantas locuras que querrás hacer que te parecerá que el tiempo te atrapa, que ese cielo azul o esas tardes arrugándote dentro de la piscina algún dia se irán. Pero no es así, el verano es el mejor momento de tu vida, en el que conoces a gente increible, lugares inolvidables y experiencias irrepetibles; amigos de la otra punta del país y amores con fecha de caducidad. Por eso escúchame, mira hacia atrás y recuerda como cada verano ha sido distinto e imagina lo que
podrás llegar a vivir. Asi que convéncete, todo el esfuerzo invertido, todos esos madrugones, merecerán la pena; no estarás deseando que sea viernes, porque todos los días serán como un gran fin de semana.[...] No lo dudes, nadie se rinde en verano, por eso debes olvidar y vivir, porque nadie te va a esperar eternamente... ni siquiera el tiempo.-

Me quedé sin palabras cuando me dijo todo esto. De repente un sentimiento mezclando rabia y alegría invadió mi cuerpo. Rabia porque quería responderle con algo, con alguna frase de desánimo, con un "bueno...para ti es muy fácil decirlo" pero no me salía. Y alegría porque no sé como lo hacía pero ella era mi punto débil, sabía las palabras exactas con las que convencerte, con las que cualquier respuesta no serviría de nada para darle menor importancia a lo que ella había dicho... ¡Era la puta ama!
Parecía que nunca estaba ahí para mí, pero siempre que yo me estaba hundiendo, en los peores momentos, sin llamarla, aparecía por arte de magia, con su optimismo y con sus frases que eran como una cuerda a la que agarrarse desde ahí abajo. Era imposible no subir, no levantarte y comerte el mundo como hacías antes. Antes de que pensase que si yo me fuera nadie me echaría de menos.
[...]

sábado, 5 de mayo de 2012

"Siento que te fuerzas a ti mismo. Que te tragas tu orgullo SIEMPRE. Y nunca te enfadas conmigo, aunque tengas razones para hacerlo no lo haces, porque tienes miedo, de que yo me enfade el doble, miedo de perderme, pero amor, no quiero que esto sea así. Deberías decirme lo que te gusta y lo que no, porque ¿no entiendes que así lo único que conseguirás es que como sé que haga lo que haga, diga lo que diga, tú no te enfadarás de verdad conmigo, haré lo que quiera sabiendo que me perdonarás sin saber realmente tus limites, y tal vez haga algo que TÚ JAMÁS ME PERDONES...y ahí será cuando completamente la haya cagado del todo?"

lunes, 23 de abril de 2012

Era sábado, afuera hacía un frío de muerte. Estábamos en el sofá marrón, tapados con una manta. Yo me acurrucaba en el hueco de su brazo. Notaba en la mejilla la suavidad de su forro polar. Llevábamos dos horas sin movernos.
       Se puso a juguetear con un mechón de mi pelo.
          -¿Y sin nos quedamos aquí para siempre?
          -Puede que, con el tiempo tengamos que comer- repuse yo.
          -Encargaremos algo por teléfono.
          -Tendríamos que abrir la puerta.
          -Mis padres abrirán y nos traerán la comida.
          -¿Y qué pasa con el instituto?- pregunté mientras cerraba los ojos.
          -Estudiaremos en casa.
          -Igual mi madre se pregunta dónde estoy,
          -Le dices que nos fugamos para casarnos.
        Me eché a reír.
          -Le caes bien, pero no hasta ese punto.
        Me estrechó entre sus brazos.
          -¿Te lo imaginas?
        El corazón se me detuvo. Abrí los ojos.
          -¿Fugarnos para casarnos?
          - Sí.- se giró para mirarme-. Podría estar contigo todos los días. Aquí mismo. En el sofá. 
        Un escalofrío recorrió mi cuerpo. Se sintió cálido. Seguro. Amado. Con el dedo recorrí la distancia entre su nariz y su barbilla.
          -Te quiero - dije. Una parte de mí sería capaz de hacerlo. De huir con él y casarse. Pero por otra parte... otra parte de mí se preguntó si realmente podía fiarme de alguien. Si alguien podía realmente fiarse de otra persona. Si todas las relaciones estaban condenadas al fracaso.
        Aunque a Noah no podía decírselo.
          -Pero... existe el pequeño inconveniente de que tenemos dieciséis años- señalé, tratando de aligerar el ambiente.
          -¿Y qué? - los ojos se le iluminaron-. Yo también te quiero. Por eso deberíamos dar el paso. ¡Sería divertido! ¡Emocionante!
          -Y también ilegal. Me parece que hay que tener dieciocho años para casarse -levanté las manos por encima de la cabeza y me estiré-. También tendríamos que salir del sofá.
        Apretó su palma extendida sobre la mía.
          -Apuesto a que conseguiríamos que un rabino viniera aquí.
          -No sé si podría casarme con unos legins. Quizá si fueran blancos en vez de negros...
          -De acuerdo -me besó en la frente-. Yo de verdad lo haría, ¿sabes?
        Me arrimé hacia la suavidad de su forro polar.
          -Yo también - murmuré, y no quise soltarle.
       

miércoles, 11 de abril de 2012

Yo antes... tenía unos amigos con los que preparaba fiestas sorpresas de cumpleaños las cuales casi nunca acababan siendo sorpresa debido a nuestra mala organización, una mejor amiga que nunca me cojía el movil porque siempre lo perdía, una madre con la que me peleaba dia sí dia también, un hermano el cual me ponía música los sábados por la mañana y no me dejaba seguir durmiendo, un perro al que queria millones pero el muy idiota me gruñía cuando me acercaba a su comida, una abuela mandona que nos hacía limpiar a mi y a mi prima todas las mañanas de verano, un abuelo que nos ponía radio TeleTaxi al lado de la ventana a las 9 de la mañana, un padre que veía peligros a todas las cosas que hacía, un idiota por novio
Y yo... era realmente feliz.

viernes, 6 de abril de 2012

"Bueno... entonces harías las cosas mucho más complicadas, y quiero que es lo que hagas si algún día cometo la estupidez de dejarte escapar... que me busques, que si me comporto como una idiota tú me digas que lo soy y al segundo me beses, que me abraces si me enfado contigo y lo único que quiero es alejarte de mi... Haz que haga lo que haga me recuerde a tí, y acabe dándome cuenta de que lo que siempre he querido has sido tú."

jueves, 5 de abril de 2012

"Me hubiese quedado ahí contigo, con tu sonrisa, con tus cosquillas, con tus MÁS y tus MENOS, con cada una de tus canciones, con nuestros amaneceres en mi cama... Con cada letra que escribí en tu espalda. "

-Yo, sólo quiero alguien que me eche de menos después de haber pasado todo el día juntos, alguien que se arregle y se ponga guapo para verme aunque siempre vaya con sus pintas, que me escuche y no se canse de hablar conmigo aunque llevemos horas pegados al móvil y que cuando le vaya a colgar me diga que me quede  cinco minutitos más. Quiero alguien que me lleve a casa aunque sea a caballito, alguien que me regale cualquier chorrada para sacarme una sonrisa,  alguien que sepa mi helado preferido, alguien que soporte mis manías, y mis idas y venidas; alguien que de TODO solo por mi, que aunque tenga otros planes siempre elija quedarse conmigo, que sus amigos se cansen de escuchar mi nombre, alguien que me escriba cosas bonitas en un cacho de papel aunque solo sean dos letras. Alguien que sienta que se le cae el mundo encima si discutimos y me abrace tirando su orgullo a la mierda, alguien que me haga reír hasta llorar, y me haga reír cuando no puedo dejar de llorar, que me dedique todas esas canciones de amor que le recuerdan a mí, que me diga que estoy guapa aunque esté recién levantada y con el pelo alborotado, que me diga que doy los mejores besos aunque haya habido otra mejor, que me diga que tengo los ojos más bonitos aunque sean del montón, que le encante mi pelo aunque siempre lo tenga enredado...Alguien que me haga sentir la chica más afortunada del mundo, sólo por el echo de tenerlo. Alguien que me necesite, que me diga cada día que me quiere y que jamás me deje escapar. Sólo eso.


miércoles, 4 de abril de 2012

Me gusta observarte mientras hablas, mientras lees, mientras comes, cuando duermes... Me gusta verte y preguntarme por qué tuve tanta suerte.

domingo, 11 de marzo de 2012

No voy a decir lo que hubiese esperado de ti, supongo que si me conocieras tanto como crees no lo tendría que haber esperado, porque lo habrías hecho.

miércoles, 7 de marzo de 2012

250212

Escúchame amor...
Aunque en ocasiones te saque de quicio, aunque mis palabras te hagan pensar por un momento que no quiero que lo nuestro continúe o algo parecido OLVÍDALO INMEDIATAMENTE. A veces no me doy cuenta de que tengo al mejor chico del mundo, y la cago de la forma mas tonta y dios, solo me gustaría tenerte enfrente para que pudieses entenderme con la mirada.
Quiero que sepas que no cambiaría tu sonrisa por nada en este mundo, porque me encanta verte feliz, me encanta que me abraces fuerte como a una niña pequeña, que me quieras y no solo me lo digas, sino que además me lo demuestres; me encantan cada uno de tus detalles, cada una de tus palabras bonitas, de tus chorradas,de tus canciones en directo,tu forma de comer chupa-chups,tus palabras monosílabas,tus soplidos en mi boca,incluso tus broncas... Creo que solo hay una cosa que odio de ti: tus despedidas.Tus asquerosas despedidas. Bueno... mejor dicho ese odioso sentimiento 3 segundos después de ver como el coche en el que vas desaparece en esa esquina de mi calle. ¿Pero sabes qué? Estoy dispuesta a sentir ese odioso sentimiento durante unas horas si a cambio obtengo dos días increíbles con mi chico de ojos color coca-cola.Ya sabes que por ti estoy dispuesta a todo: algún día haremos nuestro grafiti en la Luna. Lo prometo.

miércoles, 29 de febrero de 2012

El echo de que te extrañe, no significa que te quiera de regreso en mi vida.


Eres una costumbre, no una necesidad.
Tener la habilidad de cagarla, tratar de 
arreglarlo, cagarla más y cuando piensas que ya no puede ser peor... haces algo y la cagas aun más.
Hoy es uno de esos días en los que todo cambia dentro de tí. Tu forma de pensar, de imaginar, de soñar... A pesar de que físicamente nada ha cambiado, tu forma de pensar sí. De repente te has dado cuenta de todo lo que tienes, todas esas cosas a las que no les diste importancia hoy la tienen más que nunca. Y no sé por qué pero me hacía falta tener esa conversación y darme cuenta realmente de todo lo que quiero y lo que no, lo que tengo, lo que quiero tener y nunca tendré, lo que quiero ser y lo que nunca quiero dejar de ser. Hoy sé lo que quiero y lo que no, y tú no formas parte de ello.

lunes, 13 de febrero de 2012

Capitulo 1

"Me casé con él en las Vegas después de llevar 5 años juntos entre idas y venidas. Supe quererlo más que a nada. Y él... él... básicamente fue lo que siempre había querido. Pero sabes que pasó? Un día me di cuenta que era el chico con el que quería pasar el resto de mi vida...que era el chico que quería que me abrazase cada día, con el que me despertase al otro lado de mi cama cada mañana, del que me había vuelto adicta a sus besos, entonces decidimos hacer un pacto, ni con anillos ni nada civil, simplemente me dijo: quieres que sigamos siendo TÚ y YO siempre? Imagínate que le respondí..."

viernes, 3 de febrero de 2012

EmeECe

- ¿Sabes qué?
- ¿Qué?
- Mec! Jajajaja
- Vale...
- ¿Sabes qué?
 - No. No lo sé.
- Pero no quieres saberlo?
- Para que me digas "mec"... no.
- Venga... que no te digo mec! ¿Sabes qué?
- ¿Qué?
- Mec! jajajaja
- Vale, ya no te hablo.
- No... ahora enserio, te juro que ya no te digo más mec!
- No, no quiero saberlo.
- No quieres saberlo? Estás segura?
- Sí, no quiero saberlo. Estoy enfadada.
- Que era broma tonta... ahora va enserio... ¿Sabés qué?
- ....
- ¿Sabes qué pequeña?
- ...¿qué?...
- Que te quiero. 
- Amo tus formas de picarme y después hacerme sonreir... ¿Sabes qué ?
- ¿Qué?
- Que... yo... 
- Que tu qué?
- Que... mejor ya te lo diga cuando te vea!(; 
- No no ahora me dices!
- No, esta es mi venganza por tus MECS!

A veces tienes que hacer cosas que realmente te duelen para darte cuenta de lo que tienes, lo que sientes... y que por fin reacciones de alguna manera menos quedarte quieto esperando que ocurra un milagro, porque eso no va a ocurrir

sábado, 21 de enero de 2012

-¿Me vas a echar mucho de menos?
-No, apenas unas horas, unos días...
-Muy bonito...
-Venga, ¿cuanto quieres que te eche de menos?
-Em... 1 año!
-Vale, pues entonces te echaré de menos hasta este mismo día del año que viene!
-Vale!
-Pero, esperate... tú y yo seguro que nos volvemos a ver antes de que pase un año...
-...y yo te diré otra vez que tardes en echarme de menos 1 año?
-Sí, entonces irán pasando los años y cada vez que te vea y tú te vayas te echaré de menos otro año, y así sucesivamente me pasaré la vida echándote de menos.
-Hasta el día en el que ya no me vaya y no tengas que volver a echarme de menos.

lunes, 2 de enero de 2012

Enserio. Dime que cada momento que vivimos juntos ahora ya no es nada para tí, niegame que ni siquiera puedes mirarme a la cara, que no sabes cómo hacerlo, cómo decir una par de palabras, cómo solucionarlo, porque sabes que esta vez no ha sido como tú esperabas que fuese; que me enfadaría, te respondería mal, tú te reirías con esa risa irónica que me pone histérica y que yo no me lo tomaría enserio y te sonreiría. Pero no... las cosas cambian y las personas también, al igual que tú un día cambiaste conmigo. 
Pero sabes que es lo que más me duele de todo esto? Que sigo esperando a que un día vuelvas, me abraces y me digas: "perdóname"
sin más. Porque siento decirte que yo no volveré. Ya no.
Sinceramente no huiré. Tampoco esperaré a que el cielo oscurezca. No me plantearé un futuro cercano, porque no sé que puede pasar mañana. Seré soñadora y realista, imaginativa y una niña. Seré yo. Yo, contigo o sin tí. Será mi historia, la historia de mi vida. Y creo que, al menos tú, ya has escrito parte desde el día en el que llegaste con esa sonrísa.