Un "te echo de menos", un "vuelve", un "voy a estar aquí... esperándote". Hay tantas frases que nos cambian la vida...
Esto sólo es una pequeña parte de una historia. La historia de mi vida.

miércoles, 21 de diciembre de 2011

No creo que lo que pasó entre nosotros fuese un error, tal vez no era el momento indicado, tal vez nos dejamos llevar por ese sentimiento que nos hizo sentir especiales el uno al lado del otro...Estoy completamente segura que no me arrepiento de haberte conocido porque desde entonces han pasado tantas cosas contigo, tantas llamadas, tantas risas, tantos secretos, tantos minutos en los que solo hemos sido y yo. Sólo querría que supieses que nunca te mentí, que todo lo que te he dicho lo he sentido, y cuando te dije que si no fuese tan complicado estaría contigo sin dudarlo... también lo dije de verdad. 
Quiero que sepas que eres increible, que eres una gran persona, y es que eres tan bueno que acabas siendo tonto, un romántico y un golfo, el alma de la fiesta, el chico que come helados en invierno, al que le gusta correr quilometros después de un día de huerga, un sensiblón y un enamoradizo, el chico con el que lloré viendo Titanic, el que pincha las ruedas del coche de su madre antes de una boda y al que le cantaría miles de felicitaciones más si así consiguiera que fueses realmente feliz. Recuerda que siempre estaré aquí, a unos quilometros de tí, pero como si estuviese a tu lado y que pase lo que pase, lo que hemos vivido tu y yo no nos lo quita nada ni nadie.
Ya sabes, lo nuestro siempre será, un secreto de sumario.

No hay comentarios:

Publicar un comentario